lunes, 22 de abril de 2013

Soy incapaz de imaginar una educación sin libros... (23 de abril, Día Internacional del Libro)

“Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.” Jorge Luis Borges

El pasado 18 de abril, tuve la fortuna de asistir, en el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (@educaINEE), a una conferencia de Antonio Villar, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Pablo de Olavide. En ella, entre otras muchas cosas de gran interés, el profesor Villar afirmó que:

“El número de libros que hay en una casa incide más en los resultados educativos que la renta económica.”

Con el paso de los días, no ha hecho más que aumentar mi interés por tal afirmación, valorando de una manera muy especial que provenga de un reconocido economista y no de un pedagogo, maestro o educador.

Investigando un poco, he encontrado una cita de Cicerón (106 a.C.-43 a.C.), que, mucho tiempo antes, viene a expresar lo mismo:

 
“Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.”

No cabe duda de que lo que entendemos por “libro” ha cambiado mucho desde los tiempos de Cicerón. Pero lo que es especialmente relevante es la posibilidad de acceder de manera fácil a la cultura, a la información que transmiten esas ventanas abiertas al mundo que conocemos con el nombre de libros.


En este sentido, el Día Internacional del Libro, que se celebra el día 23 de abril, debería ser de obligado tratamiento en todos los centros educativos. Si quieres conocer muchos recursos para trabajar este día en el aula, te propongo que visites el blog de @miriamleiros Para profes y padres .

Probablemente, a la afirmación de Antonio Villar (y lo digo sin disponer de datos estadísticos en los que basarme) deberíamos añadir la posibilidad de conexión a Internet, que hoy me parece de vital importancia para no quedar al margen de la sociedad, en general, y de la educación, en particular.

A mí no me importa si los libros son digitales o si están impresos en papel, sin son interactivos o permiten hacer volar nuestra imaginación, si son científicos o de ficción, si contienen cuentos, poemas o historietas, si son grandes o de bolsillo o caben cientos en una lector electrónico... lo que realmente me importa es que se pueda acceder a ellos con facilidad, que se pueda aprehender aquello o de aquello que contienen. Y, en este sentido, yo soy incapaz de imaginar una educación sin libros.

¡Feliz Día del Libro 2013!

1 comentario:

  1. Feliz Día del Libro para ti también. Sigamos mostrando libros y proponiendo lecturas a nuestros niños para que sean lectores del mañana.
    Gracias.
    Belén de 2012bauldesastre.blogspot.com

    ResponderEliminar