lunes, 26 de noviembre de 2012

10 valores fundamentales para educar en el siglo XXI

No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos.” (Celestín Freinet)

 
Cualquier proceso de enseñanza/aprendizaje transmite algún contenido, pero inevitablemente también algún valor. Aún cuando la educación se entienda como mera instrucción, se transmiten valores. Paradógicamente, el mismo hecho de intentar educar de forma neutra, sin transmitir valores, es una forma de transmitirlos.

La agonía de la escuela “sin valores” es cada vez más evidente. Se ha acentuado en los últimos años por la incorporación en las aulas de la enseñanza por competencias. La educación competencial supera el concepto de instrucción incorporando también la formación del carácter: “Toda educación es para la acción y esta acción debe ser creadora.” (José Antonio Marina)

La escuela, inevitablemente, siempre ha estado alejada de la “realidad” de los alumnos, pero en la actualidad la brecha se ha convertido en un abismo. Y eso es algo que nuestra sociedad no puede permitirse. En realidad, podemos afirmar que los niños y las niñas más escolarizados de la historia son también los más desamparados, pues están integrados en una escuela severa, exigente, hostil (Francesco Tonucci) sin entender lo que reciben a cambio, si es que en realidad están recibiendo algo que les resulte significativo. Un adulto trabaja ocho horas al día a cambio de un salario, los alumnos también trabajan durante muchas horas y casi siempre perciben que no reciben nada a cambio.

Por ese motivo muchos alumnos abandonan la escuela y lo hacen como un fracaso, como si hubieran sido derrotados. Esto los pone en una situación de desamparo difícil de asumir. Según datos de la Unesco: 31 millones de niños abandonaron la escuela en el mundo durante el año 2011. ¡El dato es demoledor!

He tratado en otras ocasiones cómo debe cambiar la escuela para acercarse a los alumnos. Hoy quiero tratar los 10 valores (aunque puede haber muchos más) que, en mi opinión, son esenciales en la educación del siglo XXI:

1.    Flexibilidad: Perder el miedo a los cambios, adaptarse a ellos. Es un valor imprescindible para las personas en esta sociedad en las que los cambios se han acelerado exponencialmente. Implica también que la educación debe ser continua, se aprende durante toda la vida. Nada es permanente a excepción del cambio.” Heráclito

2.    Curiosidad: Tiene que ver con el espíritu investigador, con las ganas de conocer lo que nos rodea. Es el motor del aprendizaje. “El aburrimiento se cura con curiosidad. La curiosidad no se cura con nada.” Dorothy Parker

3.    Autonomía: Ser capaz de hacer ciertas cosas por uno mismo, sin depender de nadie. También tiene que ver con tener ideas propias. “La gente suele decir que tal o cual persona no se ha encontrado todavía a sí mismo. Pero la autonomía no es algo que uno encuentra, es algo que uno crea.” Thomas Szasz

4.    Emprendimiento: Muy relacionada con la autonomía, es la capacidad de actuar responsablemente sabiendo lo que se hace (proyecto) y prever las consecuencias. “Emprender, una forma de ser, una forma de hacer, una forma de vivir... una forma de enseñar.Maria Batet (@mariabatetr)

5.    Creatividad: Dar soluciones distintas a situaciones comunes o buscar respuestas a nuevas situaciones. Significa buscar nuevos caminos, cambiar la mirada, la perspectiva... “La creatividad se aprende igual que se aprende a leer.” Sin Ken Robinson

6.    Tolerancia: Es la base para la vida en sociedad. Es tener respeto por las personas con las que convivimos aunque puedan tener diferente cultura, religión, opiniones políticas... “Todos estamos llenos de debilidades y errores; perdonémonos recíprocamente nuestras tonterías: es ésta la primera ley de la Naturaleza.” Voltaire

7.    Cooperación: Colaborar con los demás, compartir ideas, opiniones... nos hace mejores, da mejores resultados. La cooperación tiene más sentido cuando siendo autónomos elegimos compartir. “Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.” Madre Teresa de Calcuta

8.    Responsabilidad: Ser conscientes de que lo que hacemos o lo que dejamos de hacer puede tener sobre los demás o sobre uno mismo ciertas consecuencias. “La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres la ignoran.” George Bernard Shaw

9.    Transparencia: Ser honesto con uno mismo y con los demás. Es un valor fundamental para trabajar en equipo. “Lo que las leyes no prohiben, puede prohibirlo la honestidad.” Lucio Anneo Séneca
 
10.Entusiasmo: Es lo que nos impulsa a actuar, a llevar a cabo cualquier proyecto. “No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria; trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura." Rubén Dario

17 comentarios:

  1. Excelente reflexión... para releer y llevar a los equipos de profesores. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta reflexión, totalmente de acuerdo con esos 10 valores. Como dice José Luis, necesario que lo asuman los equipos docentes, porque por desgracia no "se contagian" . Yo pondría en primer lugar, aunque el orden no altera el producto, el entusiasmo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucía. El entusiamo es muy importante. El orden que he dado a los 10 valores no pretendía indicar ningún tipo de jerarquía y estoy seguro que se nos pueden ocurrir algunos más.

      Eliminar
  3. Salvador, a mí también me ha encantado la reflexión. Todos los que nos dedicamos a la educación deberíamos imprimir esta lista y tenerla pegada en una pared bien grande para no olvidarla!!!
    Lo único que no me gusta del todo es la frase: "podemos afirmar que los niños y las niñas más escolarizados de la historia son también los más desamparados..." Entiendo el contexto pero no me suena muy bien...

    Conocí como alumna en la escuela, y conozco como docente, profesionales que viven estos valores y que así lo transmiten a sus alumnos. Conozco profesores capaces de cambiar con su ejemplo la vida de sus alumnos. No me gusta pensar que son minoría!!

    Enhorabuena por el blog!

    saludos,
    Araceli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Araceli. La idea de que nuestros alumnos están "desamparados" es de Francesco Tonucci y se refiere a que el tipo de escuela actual no responde a sus necesidades.
      Por suerte, hay muchos (muchísimos) docentes que trabajan con estos valores y, por suerte, yo tuve bastantes de ellos.

      Eliminar
  4. Interesante y certero artículo, Salvador. Lo comparto, y me apunto a seguir leyendo tu blog. Aunque no soy educador de profesión (soy médico) llevo más de 30 años en trabajos vinculados a la Educación, y puedo decir sin sonrojo que me apasiona debatir, aprender y vivenciar todo cuanto se refiere a Valores. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alfonso. Bienvenido al blog. Espero con interés tus aportaciones.

      Eliminar
  5. Muy acertada tu reflexión. De hecho creo que esos valores no son solo imprescindibles en la educación sino también en el mundo laboral, en la vida en general. Pero el gran problema que será difícil de sortear será el miedo. El miedo es el que paraliza. El miedo a lo nuevo, a lo desconocido, a lo que está por descubrir y a lo que nos genera un sobre esfuerzo. Vivimos en una sociedad que se ha acomodado y que espera beneficios después del mínimo esfuerzo. El cambio será difícil pero yo soy de las optimistas: pienso que hay mucha gente que está dispuesta a trabajar para mejorar el mañana ya sea de una manera directa o aportando ideas (y veo que tu tienes muchas).
    Muchas gracias por tu blog!
    Marián

    ResponderEliminar
  6. Les persones hem de sentir que el que fem te una finalitat, els nostres infants i joves, com a persones que són també han de creure que el que fan té sentit. Aquesta és la clau pedagógicament parlant: per avançar cal creure en el projecte, cal creure en la finalitat. Aquest decàleg ens dona pistes del que s'ha de perseguir amb l'educació .

    Rosa Rodriguez, pedagoga

    ResponderEliminar
  7. Excelente reflexión, eso es lo que hace falta a la educación de estos tiempos, paradigmas que seguir.

    ResponderEliminar
  8. Buen recorrido bibliográfico.
    http://valorsformantieducant.com/ca

    ResponderEliminar
  9. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar
  10. Estupenda entrada. Permíteme compartirla en mi PLN.

    ResponderEliminar
  11. Me parece interesante el hecho de retomar estos valores, que muchas veces se ven desplazados por la rutina y el cansancio de un trabajo ordinario, sin embargo creo que al trabajar con seres humanos y estar inmersos en un proceso de enseñanza y un proceso de aprendizaje es importante tener presentes estos valores para que se lograr un eficaz proceso.

    ResponderEliminar
  12. María del Carmen Huertas Jiménez10 de abril de 2014, 15:07

    Estoy totalmente de acuerdo con tu aportación, Salvador Rodríguez Ojaos, desde que cualquier niño se inserta en el sistema educativo ya está recibiendo una serie de valores y actitudes. Pues uno de los agentes educativos de toda persona es la escuela, por este motivo es fundamental que en ella se inculquen una serie de valores esenciales para vivir en esta sociedad tan cambiante.
    Darte mi enhorabuena por exponernos claramente cuáles son los valores esenciales que deben transmitirse en la escuela de hoy en día.Si en todas las escuelas se llevaran a cabo estos valores, seguramente la persona que eduquemos se desarrolle plenamente en todas sus facultades y no habría tanto fracaso escolar, haciéndolo responsable de su propio aprendizaje y sintiéndose a su vez, motivado por aprender.

    Un saludo de una futura pedagoga!

    ResponderEliminar